Música, placer más allá de los oídos.

Hace unos días encontré el blog de Yo, Victoria, y lo que iba a ser un comentario en una de sus publicaciones, terminó siendo este artículo.
Si el olor nos llena de recuerdos, nos estimula, nos excita, nos previene del peligro, los sonidos hacen lo suyo también. Cuando un conjunto de sonidos armónicos se unen dan paso a la música.
Música … mi pasión por ella comenzó el año en que mis padres se separaron. Cuando se es bicho raro una de las formas de escape es conociendo algo nuevo. Todavía hay álbumes que me emocionan, que me llevan a ese invierno de 1980, que devuelven aromas y los pelos de la nuca se erizan de emoción, de volver al pasado sin necesitar un DeLorean.

mcd

Lo mismo ocurre con este tema (lo sé, es completamente cursi en estos tiempos, no asi en 1989), del álbum Silhouette que sonaba esa tarde mayo cuando perdí la virginidad en manos de una chica exquisitamente bella, de melena rubia, ojos café, 6 años mayor y -que hasta el día de hoy – recuerdo su aroma a Ispahan.
Y en honor a Silhouette y la chica que me enseñó que la música genera la atmósfera que queramos al momento de entregarnos al exquisito placer del sexo, este artículo revela cual es mi banda sonora.

Continuar leyendo “Música, placer más allá de los oídos.”

Olor.

Nos hace reconocer a nuestros padres al nacer, lo que nos embriaga de recuerdos al sentir uno. Lo que nos hace único con o sin ropa.
Creo que cada olor tiene un dueño, dueña. Así como cada una de mis casas en estos 10 años viviendo en Santiago lo tiene … Bueno ..casi todas.

El olor del incienso de canela me recuerda al 721, que a su vez me lleva a olores tan unicos como el olor del rooibos con naranja. O las velas de naranja me llevan a noches tibias de primavera-verano. O el inconfundible y secreto aroma que tiene Cristina. Nunca supe que crema usaba pero si sé que si lo sintiera nuevamente recordaría el depto. de Lira 196.

cris

Continuar leyendo “Olor.”

Lucas, el Imperio no perdona ni olvida.

El jueves pasado la sonda espacial Cassini tomó una fotografía impresionante de una de las lunas de Saturno.
Le es familiar?, si?, entonces contenga sus gritos y corra a reservar un cupo (si es que quedan) en las Naves Transporte de la Alianza Rebelde antes de que lleguen los Destructores Imperiales.
Es extrañamente coincidente, que primero Lucas se vende al Imperio Disney y luego Cassini nos envía esta imagen, en donde hay un espeluznante parecido entre el cráter de Mimas y el Cañón Laser con la que Darth Vader – y simplemente de picado porque se le escapó su querubín – destruye el planeta Alderaan.

Cassini

… No me imagino que le podrá hacer a nuestro planeta cuando se entere que Lucas se ha vendido y no precisamente a los rebeldes y que pronto veremos a los Speedsters, Stormtroopers y comandantes de la flota Imperial usando un bello par de orejas de Mickey. Continuar leyendo “Lucas, el Imperio no perdona ni olvida.”