El primer pololeo.

Dícen que el primer pololeo nunca se olvida, que el primer amor es tan inocente que su recuerdo persiste hasta nuestra última exhalación de aire.
El mio fue a los 13, ella tenía 15, duramos con suerte 3 semanas, lloré la primera pateadura y luego seguí la vida.
Nos reencontramos años después. Yo tenía 15 y ella 17. Si, es la misma niña de la que conté antes en Like A Virgin.
Casi 25 años después nos volvimos a dar un tiempo y vernos una tarde de invierno.

encounter

Banda Sonora :: Boston – My destination.
https://www.youtube.com/watch?v=NYA9cWsKDgI

Continuar leyendo “El primer pololeo.”