730 días – 541 Kms

Hace dos años, mi vida tuvo un cambio radical, doloroso e incontrolable.
Hace dos años en un dí­a soleado como hoy Doris, mi ex esposa, me comunicó su decisión de terminar el matrimonio y que me fuese de la casa

thno

Hoy, un 17 de Agosto de 2004, 730 días después, me encuentro a 541 Kilómetros de donde se desarrolló lo que relato, mientras a la misma hora en que cerré la puerta de la fuí mi casa y subirme a un auto, hoy estoy escribiendo esta historia y me doy cuenta que tengo los mismos miedos que hace dos años atrás:

Miedo a estar solo. Creo que todos internamente tenemos ese miedo en nuestra piel, nuestra alma y me hago la misma pregunta que hace dos años. Donde estaré para navidad?, donde estaré para año nuevo?, como será el amanecer de mañana?.

– Miedo al futuro. Una vez Lirio me dijo una frase que en ese momento crei imposible “Nada es para siempre” y hoy cobra su palabra esa frase, nada es para siempre, ni siquiera nosotros o nuestras vidas.

– Miedo a no ser amado. Este miedo es nuevo, creí hace dos años que si era posible, hoy veo que no lo es

Y hoy, me doy cuenta, que me he enamorado y no fue precisamente de quien fue mi esposa, sino de – al decir esta frase – lo comprenderá

scl

“Pasaron seis meses y me dijiste Adios un placer coincidir en esta vida”

Rosas – La Oreja de Van Gogh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *