Treinta y ocho.

Y llegó el fatídico día. Cumplí los 38.
Y al final, terminó siendo como un día más, no hubo celebración, menos torta …  y ya estoy acostumbrado a esto.
Pero a pesar de transcurrir como un día normal, siempre hay detalles que lo hacen excepcional. Una amiga al otro lado del continente llamó para desearme un felíz día, esperó en línea hasta la medianoche para ser la primera en saludar. Ratón me regaló una foto suya, y una tarde muy entretenida. Amigos y conocidos que se acordaron de dejar un saludo, y así también amigos que ni siquiera se acordaron.

38

Banda Sonora :: Jazzanova : Let your heart be free.

Lo Bueno.
Hay personas que pasan por nuestras vidas sin grandes emociones, basta un malentendido o el simple olvido para que no sepamos más de ellas. Sin embargo hay momentos en los que vuelven y nos sorprenden. Simón Iribarren es uno de ellos, y sin embargo su saludo lo rescato como una bella frase “Feliz cumpleaños a la distancia de kilómetros, años y bytes!”.

Lo inesperado.
Jéssica Dellarossa es una de esas personas que después de 20 años se encuentran nuevamente. Y a pesar del tiempo y la distancia el cariño se mantiene. Recibí su llamada el día anterior y a pesar de la diferencia horaria se preocupó de ser la primera persona en saludar. Su llamada fue el regalo inesperado de este año.

Lo triste.
Hay amigos, personas a las que se les ha confiado la vida, se les ha brindado amor y sin embargo olvidan una fecha que al menos para mi es importante. Es cuando me planteo la pregunta : son realmente amigos?. La respuesta es tan obvia como el hecho de no nombrarlas.

Lo reiterativo.
Si hay algo que siempre he esperado para esta fecha, es una celebración sorpresa. No hay nada más desilusionante que la pregunta “y que harás para tu cumpleaños?”. Si respondo “nada (como siempre)” no he recibido jamás la sola proposición de “te lo organizamos nosotros?”. Y es triste, es una lata pensar que quienes ostentar el título de amigos no lo entiendan.

… Quizás para los 39 si  me sorprendan con una celebración sorpresa…

Update :
Los 39 fue la primera sorpresa, llamaron Gabriela y Felipe para una once sorpresa.
Los 40 Marce me los celebró en casa mientras yo estaba con licencia médica por una influenza.
Los 41 nuevamente Marce me sorprendió con una once al llegar del trabajo.
Los 42 mi Marce me volvió a sorprender con el regalo : mi soñada Eames Lounge chair 670.
Los 43 fueron celebrados con algo muy especial : Feli y Marce prepararon todo para cuando llegase, con globos, serpentinas y me tenian de regalo dos naves Star Wars para armar.
Los 44 pffff no merecen ser contados. Un fiasco.
Los 45 … Les tengo fe!

Una respuesta a “Treinta y ocho.”

  1. Por supuesto que tienes que tenerles Fe, eso es lo ultimo que se pierde en todo orden de cosas, han llegado personas nuevas a tu vida y quizás haya un nuevo sentido a todo lo que a celebraciones concierne quizás no todas pero las personales definitivamente si; quien sabe si te sorprendes y disfrutas de tus próximas fechas especiales ??
    espero que así suceda…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *