I don’t want to live here anymore.

Viendo los resultados de las elecciones de ayer llegué a la conclusión:
– En Ñuñoa hay más treintones comunistas que abuelitos sesentones de derecha.
– Municipios grandes y complejos serán administrados por personas no aptas ni calificadas, una cosa es ser político y otra distinta es tener las aptitudes de gestión y administración.
– El centro se llenará de protestas, hueglas, actos políticos de un color con pelotudos resentidos y pegados con un pasado que ya fue.
– Después de los comentarios de Labbé, quitarle el puesto era tan fácil como quitarle los dulces a un niño.

 

mym

Los resultados muestran que -queramos o no – Chile es un país de socialistas. Viejos que disfrutaron de cosas que nunca antes pudieron durante el gobierno del curawilla de Allende y ahora añoran y esperan volver a tener todo fácil, que el estado les de todo.
Si Chile no ha crecido al nivel que todos esperamos es simplemente por la cultura del “a medias” que tenemos, de arreglines políticos en vez de gestión efectiva, de creer que el fisco puede pagar todo.

Alguna vez se ha preguntado porqué la comuna de Santiago no tiene la misma calidad de vida que Providencia o Las Condes?. Porque carga el lastre de malas administraciones – y no me refiero a la gestión de platas – sino a que se ha despilfarrado recursos en reponer lo que las marchas destrozan y que perfectamente pudieron destinarse a ornato, servicios de salud o incluso, generar identidad entre los ciudadanos para que quieran su comuna (como lo hizo Mekis a fines de los setentas con su slogan “Dale en tu corazón un lugar a Santiago“.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *